28 abr. 2011

ELLA era mi droga.

Mi sueño era ser la típica niña perfecta que consigue todo lo que pide, tener las medidas perfectas, ser la mas guapa de todas, tener todo el dinero de el mundo, la ropa mas pija que existiera, y lo estaba consiguiendo.
Era perfecta en todos los sentidos, buena estudiante, guapísima... Pero un día apareció ELLA.
A simple vista era preciosa, sentía que era perfecta para mi. Nuestra relación comenzó sin darme cuenta, no parecía nada serio, pero iba calándome cada día.
Un día mis familiares se enteraron que estaba con ella y no lo podían permitir, ¿como una chica tan guapa podía estar con ELLA? Pensaban que no era digno de mi estar con ELLA, no era buena para mi. 
Entonces yo me enfadé y me di cuenta lo colgada que estaba de ELLA, pero no lo quería aceptar, estaba completamente enamorada y mis padres no lo aceptaban, yo era una chica y ellos querían para mi a un chico rico, guapo, perfecto como yo, pero no, yo me había enamorado de ELLA, y ellos creían que ELLA era mala para mi, pero no lo pensaba aceptar, ELLA ya era parte de mi.
Es lo que tiene la familia, que te quiere apartar siempre de las malas compañías, pero claro, cuando te enamoras perdidamente de alguien, lucharás por ello aun que la vida se te valla en ello, y eso es lo que me pasó.
ELLA me consumió la vida, me quitó la belleza, la inteligencia, y, sobre todo, las ganas de vivir.


El nombre de ELLA es ANOREXIA, y realmente le odio, casi mata a mi amiga.

LIZZI

A. Slover